Ahorro de agua

El agua es un recurso natural que cada día es más escaso debido a  la creciente demanda de agua dulce sobre todo por el aumento de la población, la expansión industrial, agrícola y turística entre otros. El agua que consumimos en Lanzarote la obtenemos a través de plantas desaladoras por lo que es un producto que resulta caro en su proceso de obtención y  se liberan a la atmósfera toneladas de CO2. 

Teniendo algunos conceptos claros y por supuesto aplicándolos, todos podemos contribuir a ese ahorro de agua y energía dejando a nuestros hijos un planeta más habitable.

Consejos para el ahorro de agua:

Instala economizadores en grifos y duchas, así podrás ahorrar más de 30 litros al día por persona. (Estos dispositivos los encuentras en cualquier ferretería).

Dúchate en lugar de bañarte, y corta el agua mientras te enjabonas. Así podrás ahorrar un mínimo de 30 litros cada vez que te duchas.

Regula la boya de tu inodoro o instala un sistema de ahorro de agua, otro procedimiento es colocar en el inodoro una botella llena de agua, te ahorraras varios litros por cada descarga.

Cierra el grifo al cepillarte los dientes o al afeitarse, puedes estar ahorrando casi 20 litros cada vez.

Tirar el papel higiénico y compresas a la papelera no al inodoro, es una forma de ahorrar mucho agua.

Repara las goteras que puedas tener en los grifos, piensa que si pierdes una gota por segundo, derrochas más de 30 litros al día.

Cierra el grifo cuando estés enjabonando la loza y usa solo el agua necesaria para quitar el jabón.

Llena un recipiente para lavar las verduras y aprovecha el agua sobrante para regar tus plantas. Ahorrarás 10 litros.

Al lavar la ropa en tu lavadora llena el tambor y harás menos lavados, ahorraras agua y energía eléctrica.

Compra electrodomésticos de bajo consumo (Clase A o B), aunque te parezcan un poco más caros ahorraras el 50 % de agua y de energía; en poco tiempo recuperarás ese dinero.

Riega a las horas del día en que hagas menos calor. Se reducirá la evapotranspiración y se aprovecha el 40 % más del agua utilizada.

Utiliza plantas con pocas necesidades hídricas que necesitan la mitad de agua que otras.

Cubre el terreno de tu jardín con picon, restos vegetales, piedras etc, reduciras la evaporización y se mejorará la infiltración del agua en la tierra y regarás menos y usarás menos agua.
 

Por un municipio sostenible